Despertar, vivir, agradecer. Repetir.





Facebook me pregunta que estoy pensando, y la verdad que solo me nacen palabras de tranquilidad en este momento. Porque estoy agradecida.
Agradecida, de la familia que tengo, de mis viejos, locos, míos, tanos gritones intensos.
Agradecida (por no decir feliz) estoy del compañero de vida que encontré al cual elijo día a día, Mi Batman ❤precioso. Hombre maravilloso. De sus padres, mis suegros compinches que me cuidan como una hija más. Del Capitan America y su padre. Una de mis personas favoritas después de Mili y Ani, mis sobrinas corazón de miel.
Agradecida estoy de mis hermanas, el mejor regalo que me dieron mis papás. Agradecida de sus maridos, mis cuñados, hermanos que adopté y que los años compartidos nos han transformado en cómplices, en miradas astutas, en guiños de ojo, para complotar en buenos y malos momentos.
Agradecida estoy, de mis amigos, de mi barrio, de poder venir a visitarlos siempre que puedo cueste lo que cueste. Poder ESTAR acá es una bendición. Estar acá, cuando mi ahijada me necesita, cuando quiere charlar de COSAS DE CHICAS GRANDES, cuando tiene un berrinche y no da hablar con su mamá, o con una amiga...
Agradecida estoy, de mi Abuela, hermosa, mimable, adorable, unica.
De mis Madrinas que me siguen malcriando, y que si le digo QUIERO QUE ME HAGAS BROWNIES a las 9 de la noche, se los pone a hacer... loca. hermosa.
Agradecida de poseer los recursos que poseo, agradecida de mi trabajo, de las posibilidades que me otorga mi actividad laboral, agradecida de V Wonder Woman con V que adoro, que extrañaré en su ausencia, y hasta con un poco de nostalgia cuando la nombro se me iluminan los ojos de tristeza.
Pero me quedo con sus enseñanzas y sabiendo que la recompensa llega, y vale la pena.


¿QUERES MÁS?
Si, siempre queremos mas, pero trato de no olvidarme de TODO lo que la vida me regala.
La vida nos regala un HOY maravilloso. Yo, aprendo a vivirlo cada día, a los golpes a veces... a golpes de té de tilo.
Y sí, ya se lo que pueden pensar -" NO PUEDO, ME CUESTA, VIVO A FULL" ( odio que me digan -"estoy a full" considero que es la frase de la gente que le teme a la calma, a la paz, y sinceramente creo que es una excusa de la gente fantasma, de los borders, porque nadie está a full a menos que seas Olivia Pope ,amante del presidente de EEUU y resuelvas problema ajenos por millones de dolares. Si no sos Olivida Pope, entonces no estas tan a full...)




A mi también me cuesta, me cuesta porque mi ansiedad por lo que va a venir a veces me cega y me demora 5 minutos de meditación obligada, para parar, para pensar, para perdonar, agradecer y abrazarme a mi misma para respirar. Y shshshshhs.... llega la calma.

Respirar, 5,4,3 minutos, los necesarios para parar un poco, y darme cuenta que la sonrisa del hoy, no la voy a poder regalar mañana, entonces me río. Me río. Me sonrío y le regalo una sonrisa a mi mal humor. Me río de lo que no depende de mi, de lo que no puedo solucionar, de lo que sí, en cambio, me ocupo.
Le regalo un CALLATE a mi mal día, a mi cansancio. Y pasa. Porque no hay día que dure mas de 24 horas, ni hora que dure más de 60 minutos, ni minuto que dure más de 60 segundos, y cuando a veces un día parece una eternidad a veces también un día nos queda chico cuando de agradecer se trata. A veces un día nos queda chico para poder ponernos al día con esa amiga o amigo que no ves hace 6 meses. Los abrazos no nos alcanzan y los mates se nos lavan de tanto charlar.
La vida es hoy. Y aunque más de una vez, tengo que cegarme a palos con mi ansiedad y esas ganas de querer todo ya, me dispuse hacer un ejercicio: Mirar fotos. Fotos, si. Fotos de momentos de risas, sonrisas, alegrías, fotos de méritos, de logros, de las vacaciones en San Bernardo en Familia. Fotos de cuando B dio una charla,fotos en mi cabeza de cuando nos dimos nuestro primer beso.(Awwww) Fotos. De cuando festejé San Valentin en mi primer año de convivencia en Bahía, con un desayuno en la cama.
Fotos de cuando me fui a una convención de mi laburo. Fotos. En mi memoria, o fotos que almaceno en mi celular. Y cuando miro las fotos de esos momentos vividos me doy cuenta que están BIEN VIVIDOS. Y sonrío.... y me tiro un besito al espejo.

Por eso ahora cuando hablo con una amiga, o con mis pares, y me permiten, los invito a sonreír. A agradecer por todo lo que abunda a nuestro alrededor, el amor, la familia, poder bañarnos dos veces en 24 horas (Como dice Ricardo Darin), comer todos los días.
Llegar a casa y tener quien nos espere, una pareja, una amiga, tus hijos, nuestros viejos, una mascota, un cómplice o simplemente la calma. Por que la calma, también está buena.
El silencio, también es precioso, maravilloso, absoluto. Tal es así, que no hacer nada un rato en silencio y simplemente respirar con los ojos cerrados se convirtió en mi nuevo Netflix, al menos, una vez a la semana.

SONRIAMOS. Respiremos. Es gratis, y no paga ganancias.
Al final, creo que soy hippie. NO MENTIRA.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada